Organizarse para defender, defender para contener y contener para pasar a presionar (Bayern de Munich)

Category: Sin categoría Written by Administrador / 6 mayo, 2018

Estamos en la era de presionar por presionar, continuamente vemos como los equipos tratan de robar rápido, sin importarles mucho la lógica que les lleva a hacer una buena presión o si, como en el caso de la formación, están preparados estructuralmente en la concepción de espacios, compañeros y contrarios, además del dominio de la percepción espacio-temporal, el saber cuando y dónde debo presionar.
Por ello, creo que es necesario antes de enseñarles a presionar, enseñarles a organizarse, cuando el equipo y el futbolista no tiene el balón, saber qué espacios ocupar, qué estrategias debe desarrollar para colaborar con sus compañeros en el trabajo defensivo y qué estrategias debe utilizar para vigilar, marcar y presionar o temporizar sobre contrarios.
Esta organización se debe trabajar en los tres ámbitos, por un lado a nivel individual, grupal por sectores contiguos o colindantes y colectivo para actuar como un bloque táctico.
En esta organización es muy importante el posicionamiento que escojamos, según la forma en que queremos defender y el modus operandi para robar o neutralizar el ataque rival y la capacidad de mutar de un posicionamiento a otro, según necesidades propias o imposiciones del rival.
Otro aspecto defensivo a tener en cuenta en nuestro trabajo, está relacionado con saber interpretar, cuando temporizar para contener, cuando apretar para presionar. En el primer caso utilizaremos principios como la temporización, basculación, profundidad defensiva, etc.. y en el segundo caso utilizaremos la entrada, anticipación, interceptación, coberturas, ayudas defensivas, etc…

Con esta reflexión sobre el trabajo defensivo, quiero dejar claro que para un buen trabajo, es importante una buena organización para desarrollar un equilibrio posicional y numérico, a partir de ahí, escoger el posicionamiento más adecuado donde el equipo se sienta cómodo y sepa interpretar las transiciones de uno a otro posicionamiento.
Una segunda fase de despliegue defensivo operativo en el que el equipo debe escoger cuando y dónde contener y cuándo y dónde apretar, teniendo previsto qué hacer cuando se recupere y teniendo previsto cómo hacer para temporizar o presionar.
Por último la fase funcional en la que el equipo hace efectiva esa preparación, pasando a la fase de recuperación-neutralización, proponiendo qué hacer con el balón en ataque y previniendo un plan b, si el A, no se hiciese efectivo, hay que preveer el error, para así poder subsanarlo, es algo que nuestra plantilla debe tener preparado.

Observando este video, veréis el despliegue defensivo que realiza el Bayern, partiendo siempre de una situación ventajosa organizativa que te permite tener ventajas numéricas y posicionales defensivas, que imposibiliten la progresión y profundidad rival.

Gracias por compartir!

Sobre el autor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =