Filosofía Lavolpe, incidencia en el juego

Category: Sin categoría Written by Administrador / 18 septiembre, 2018

En futbolofensivo queremos exponer la teoría futbolística de Ricardo La Volpe, un técnico que se hizo famoso por la situación de inicio de juego y por su particular entendimiento del juego, no sabemos si por su éxito o por la depresión como entrenador, es muy común poder observar sus charlas en youtube, hasta incluso convertirse en un auténtico youtuber, pero la esencia de su idea, ha perdurado en el tiempo.
En el aspecto táctico, no solo vamos a ahondar en la búsqueda de la salida limpia de balón, sino también en la búsqueda de la progresión y profundidad, generando superioridades y ajustar ese juego de ataque con un trabajo de presión defensiva para recuperar el balón.
La salida Lavolpiana coge el nombre de un entrenador Argentino Ricardo Lavolpe y consiste de manera muy básica en dotar al equipo en amplitud y superioridad numérica por sectores, con el objetivo de ir superando líneas a través del contacto con el balón y tomando como eje la pelota, para progresar cerca de ella.
La forma para conseguir esto implica, que futbolistas de unas líneas, se incrusten en otras y doten así de amplitud, por ejemplo con laterales incrustados a la altura de mediocampistas y medio centro que se une a los centrales para ser la referencia en inicio de juego y ser el encargado de manifestar la superioridad numérica por dentro.
Durante la progresión en el juego, se van construyendo triángulos que permiten circular el balón y ordenarse con respecto a él, ganando espacios libres de penetración, ganando metros hacia portería contraria.

“Louis Van Gaal nos dijo un día, durante una reunión en el vestuario del Barcelona, que antes los niños eran más felices porque no tenían que escoger. Como sólo tenían una cosa, no había elección posible. Seguía diciendo el entrenador holandés que ahora los niños lo tienen más difícil. Deben decidir qué escoger entre las miles de cosas que tienen. Después de cenar, puedes ir al cine, a ver la película de David Trueba Bienvenido a casa o ir a ver cualquier otra cosa.

En un artículo de el país, con fecha 13 de Junio del 2006, Guardiola, exprime en un artículo la teoría Lavolpiana:

“Ricardo La Volpe, argentino él y seleccionador mexicano, ha escogido que su defensa salga jugando. No que empiece jugando, que es otra cosa. Para Ricardo La Volpe, empezar jugando es pasarse la pelota entre los defensas, sin mucha intención, para pasar la pelota algunas veces y lanzarla, la mayoría de las veces. Pero La Volpe obliga a otra cosa. Obliga a salir jugando, que no es otra cosa que jugadores y pelota avancen juntos, al mismo tiempo. Si lo hace uno solo no hay premio, no vale. Han de hacerlo juntos. Como lo hacen los novios cuando salen juntos.

Me contaron cuando estuve en México que Ricardo La Volpe, de manera intervencionista y conductista, obliga, en los entrenamientos, durante 30 minutos, a que sus defensores avancen, ellos y la pelota, una y otra vez. Al más mínimo error en un pase, o no ensanchar el campo estirándolo como si fuera una goma hasta las líneas de banda, o no jugar con el portero cuando se debía jugar, repito al más mínimo error, vuelta a empezar. Para, corrige, grita y vuelta a empezar. Una y otra vez. Cientos de veces hasta que sus tres defensores hagan de novios durante 30 minutos. Ellos y la pelota.

En el partido frente a Irán, Márquez, Osorio y Salcido, ejercieron de alumnos aventajados. Los tres son maravillosos generando juego. Me viene a la memoria que un día, escuchando a Johan Cruyff, contaba que los jugadores más importantes para que un equipo juegue bien con la pelota en su poder, son sus defensores. Si sales bien, puedes llegar a jugar bien; si no lo haces, no hay opción. Johan cree que aquello que equilibra el juego es la pelota. Pierde muchas, y serás un equipo desequilibrado. Pierde pocas, y será todo equilibrio.

Los mexicanos, viviendo sus defensas de esta manera, saben el riesgo que corren. Una pérdida allí por donde se mueven puede ser terrible. Pero no sólo lo saben ellos. Lo sabe todo el mundo. Por eso todo el mundo evita hacer lo mismo que los mexicanos. El mundo escoge una manera, los mexicanos otra. Unos empiezan, otros salen.

Durante la primera parte del partido ante Irán, los mexicanos tuvieron problemas porque sus delanteros (Franco, Borgetti y Omar Bravo) jugaron un partido mientras que los otros ocho componentes del equipo jugaban otro. Nunca pudieron hacer un poco de tránsito por el centro. En el descanso, La Volpe dio entrada a Zinha y a Luis Pérez. El primero desequilibró y decidió. El segundo, en un equipo donde les gusta a todos conducir mucho con el balón en los pies, les dio control y pase. Dos toques.

Cierto es que ganaron por un error del portero iraní. Pero también es cierto, que sólo le podía pasar al portero iraní. Era imposible que Oswaldo, el portero mexicano, incurriera en semejante error porque nunca le llegaron. En parte, porque Lavolpe mientras era portero en sus años mozos, tuvo tiempo entre gol y gol recibido, de ver como empezaba su defensa a jugar. Allí, según cuentan, empezó a decidir que un día entrenaría a una selección mundialista. En aquellos tiempos no sabía cual. Sólo sabía que su defensa saldría jugando. Como los novios que escogen salir y deciden ir a ver la película de David Trueba”

Pasemos a observar algunos videos que identifican su estilo, a través de su explicación, aderezados con situaciones tácticas de sus equipos y explicaciones prácticas a través de visualizaciones que afianzen su propia teoría del juego.

Gracias por compartir!

Sobre el autor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 20 =