Análisis táctico de lo sucedido en la final de Champions

Category: Sin categoría Written by Administrador / 7 junio, 2016
Snapshot_13

 

Queríamos tener un análisis en la web de lo sucedido en la final de Champions y para ello hemos recurrido a Nacho Lourido que ya ha hecho algunos trabajos para nuestra web y en este caso nos muestra una secuenciación de lo que fue la final, argumentándolos con videos y texto que explica lo sucedido, según su punto de vista.

Espero que os sirva para repasar lo que fue una gran final de fútbol.

En los últimos dos años el Real Madrid y el Atlético han jugado dos finales de Champions (Lisboa y Milán) y en ambos casos el guión ha sido parecido. Un equipo que se adelanta en el marcador y otro que está el resto del partido buscando el empate. Lo mismo pero en bandos diferentes.

Primera parte

Salió el Real Madrid con su equipo habitual (1-4-3-3 ) y con una idea clara de no dejar contraatacar al atlético y asi además de la ayuda de los de arriba (Cristiano menos por cuestiones físicas) Casemiro y especialmente Modric dieron equilibrio en defensa (1-4-2-3-1) ante un atlético de Madrid que manifestó poca amplitud y favoreció con eso que el Madrid consiguiera defender facilmente estrechando el campo. Al contrario en ataque el Real Madrid si fue capaz de generar transiciones rápidas y aunque en ataque estático trabajó en amplitud, en las contras le bastó con utilizar un solo pasillo para hacer daño al Atlético.

 

Segunda parte

En la segunda parte viendo Simeone que el partido se jugaba en las bandas cambió de dibujo y entró Carrasco por Augusto para formar con un 1-4-1-4-1 en vez del 1-4-4-2 inicial. Conseguía con eso más profundidad y más amplitud el Atlético beneficiado además por la lesión de Carvajal y la entrada de Danilo. Ya no llega con los pivotes para defender y la poca ayuda de los de arriba conceden ventajas en ambas bandas al Atlético. Con los cambios parece que se estabiliza el Real pero fiel a la idea (como todo el año por cierto) el Atlético sigue a lo suyo y consigue empatar el partido.
Final de un partido con dos equipos que elaboran poco el juego y que basan su peligro en transiciones rápidas intentando sorprender a las defensas descolocadas. Dos equipos que paradójicamente sufren cuando tienen el balón.

 

Prórroga y penaltys

En Lisboa el Atlético marcó primero y el Real Madrid estuvo el resto del partido buscando el empate que no llegaría hasta el descuento con el ya famoso cabezazo de Ramos. En Milán el Real Madrid fue el que se adelantó y es el Atlético el que a partir de ahi tiene que remar. En ambos partidos además los equipos se desgastan más defendiendo el resultado e intentando alguna contra, se cansan más sin balón y si recordamos la prórroga en Lisboa vendrá a nuestra memoria un Atlético fundido y un Real arrollador. En Milán sin embargo era el Atlético el que demostraba más frescura en el tiempo extra.

En resumen, una final al uso. Sin claro dominador, con muchos nervios y con muchas decisiones para meditar. En esto está el Cholo…

Gracias por compartir!

Sobre el autor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *