Principios para el trabajo y desarrollo del fútbol base

Category: Sin categoría Written by Javier Lavandeira / 4 noviembre, 2013
4753446833_5c9d768114_b

Aquí os dejo unas pinceladas de lo que considero cómo debe ser el trabajo de base con los niños, un trabajo duro, difícil, pero a la larga tremendamente gratificante. Todas aquellas personas que tienen en sus manos el futuro personal y futbolístico de los niños, son en esencia, lo más importante de nuestro deporte.

Si os animáis, me gustaría que comentáseis y compartáis  vuestras experiencias, enfoque y principios para el trabajo en el fútbol base, qué os funciona y qué no, dificultades,  anécdotas, etc.
Seguro que es muy enriquecedor y salen nuevos temas.

Gracias por compartir!

Sobre el autor


Comentarios (39)
  1. Jose Moure     | Reply

    comparto casi todas las enumeraciones que has hecho Javi, pero por encima de los aspectos tecnicos que has enumeroado, creo que el punto 6 es uno de los mas cruciales, la paciencia, sobre todo en clubes como el mio que por suerte o por desgracia los exitos llegan muy a cuentagotas, es un capitulo importante, no queremos ni podemos meter prisa a los niños porque no se sabe lo que puedes perjudicar a un jugador por apremiar su explosion y pierda por el camino cosas que le seran claves en su formacion no solo como jugador sino como persona.

    1. javier lavandeira     | Reply

      sobre todo y por encima de todo, que el niño venga feliz a entrenar y se vaya más contento aún todavía, eso marcará el éxito de tu trabajo

      1. Jose Moure     | Reply

        una de mis pequeños exitos es que en un Ciudad Jardin de Infantiles tenga de 19 a 19 niños entenando cada dia, eso me llena de orgullo y me da fuerzas para continuar, nosotros no somos el Depor el Montañeros o Victoria, que los niños aun que no esten a gusto van a entrenar igual, pero los mios vienen por que les gusta lo que hacen y eso me hace sentir como si entrenara a un equipo de esos grandes, me motiva para aprender e intertar darles lo mejor de mi.

  2. Afonso Naveira     | Reply

    Balón, balón, y más balón…

    Javi comparto contigo todos estos principios y lo más importante a estas edades es que experimenten con su objeto favorito, EL BALÓN.

    Los niños tiene que ser creativos. El entrenador le da un base de técnica esencial, que algunos la asimilaran antes que otros (paciencia); y es el jugador es el que experimenta y trata de dominarlo cada día más con nuevos trucos, o como dicen mis Prebenjamines con magia.

    Por cierto Javi, ¿qué opinión tienes de que en algunos etrenamientos o en determinadas tareas se cambien los balones de fútbol por pelotas de tenis?, ¿Ayudará a los niños a un mejor control de la pelota?

    1. javier lavandeira     | Reply

      Yo prefiero entrenar en situaciones reales y con materiales reales, me han gustado tus comentarios, ! que suerte tienen tus niños! y como los estás convirtiendo en jugadores creativos—MAGIA , me encanta esa definición, tuno habrías llegado a ella, te lo han enseñado ellos, ves como si les dejamos aprendemos con ellos.

  3. Rodrigo     | Reply

    Me falta un punto que es indispensable, sobre todo en el último año de benjamines, y los dos de alevines: la táctica. Los niños tienen que pensar? si. Hay que dejar que se equivoquen para que aprendan? si. Hay que tener la suficiente paciencia para dar tiempo a los niños en el ensayo-error? Por supuesto que si.
    La táctica en estas edades a partir de unas directrices y del ensayo-error, es una herramienta que cuando llegan a fútbol 11 se nota. Coberturas, permutas, desdoblamientos, ayudas… son conceptos que deben adquirir y trabajarse. Como consejo, yo en mi equipo tengo una videocámara, grabo los partidos que preveo sean disputados, y a partir de sus errores y nuestras directrices, se ven ellos mismos, por lo que el aprendizaje se cimenta de una forma más firme.

    1. javier lavandeira     | Reply

      Rodrigo, yo te animaría a ir con más calma, lo del video yo lo odio, porque cuando un niño está mirando un video, está perdiendo de entrenar en el campo, que por mucho que se lo enseñes como no lo vea en el campo, es muy complicado que una cosa que ve en un video un niño, sea capaz de reproducirlo en el campo, se le olvida.
      Todos esos conceptos de los que hablas, cuidado con el léxico, tu tienes que saberlo, ellos lo tienen que hacer porque entienden el juego, no porque tu le digas que hagan una cobertura.
      Si entienden que en un momento determinado deben ayudar a un compañero y van induciendo como pueden hacerlo, que se llame cobertura al niño se la fuma, ya irá pillando los nombres conforme avance su periodo.
      La táctica en niños tan pequeños consiste en ir comprendiendo como dar respuesta a los problemas que plantea el contrario, sin pensar si es un desdoblamiento, permutas…

      1. Rodrigo     | Reply

        Hombre, lo del video en mi caso son 6 sesiones al año, de forma individual, cuando un error no se produce en un entreno, y si en un partido, por la razón que sea. En esas edades pasa, y creo que el hecho de verse, les ayuda a interiorizar y a mejorar las respuestas en el futuro. Ni mucho menos hablo de sesiones de video de una hora!!! Serían apuntes y ajustes, y ojo, con el portátil en el campo, simulando la misma situación real de partido, antes del video y después del video.
        Con respecto al léxico, no depende sólo de mi saberlo, depende también de que los siguientes entrenadores lo sepan. Como aquel que dice “yo se lo que hago yo, vivo de lo hago y por consecuencia de lo que hacen mis jugadores”. Es el mismo caso del maestro que confunde las propiedades conmutativa, asociativa y distributiva, el niño puede saber resolver el problema y “fumársela” como se llamen 😉

        1. javier     | Reply

          Lo importante es saber dar respuesta a los problemas, como se llaman , eso sabes que al final lo memorizará, pero lo de asimilar, en etapas tempranas, es muy importante porque están muy abiertos a innovar y experimentar.
          Sobre lo de los videos, yo estoy muy sensibilizado, con niños tan pequeños, porque ya bastante play station tienen, el campo es tu mejor aliado, siempre desde mi humilde opinión personal.

          1. rodrigo    

            Completamente de acuerdo en lo del terreno de juego y en el aprendizaje por ensayo-error, pero si abordas un problema antes de que se genere, sabiendo que asi sera, porque son niños, mucho mejor! Jejeje
            Un saludo.

            PD: Juan Carlos sabe de futbol tambien por lo que lei. No me ha defraudado ni un apice!

  4. Turi     | Reply

    Desde mi perspectiva, creo que “éxito” es, para empezar, que tus jugadores vengan a entrenar; “éxito” es que no lo dejen; “éxito” es que lo pasen bien, se diviertan contigo y con sus compañeros. Y, por supuesto, que aprendan a “sufrir” individualmente y en conjunto para sentirse iguales al de al lado.
    Me gusta distinguir entre “marcador” y “resultado” : A veces con un mal marcador podemos conseguir un buen resultado y viceversa.
    Y, como dicen del Pócker, ganar debe ser la hostia !!!

    1. javier lavandeira     | Reply

      Suscribo totalmente tus palabras, éxito es empezar la temporada con 18 y acabar con 18 + lista de espera porque se han enterado de que con este entrenador se divierte uno, cuando viene a jugar.

  5. Mario Gómez     | Reply

    Ayudar a entender el juego, que los jugadores sean capaces de comprender el juego como un todo y adquirir cultura táctica (fundamentos). Ese también debería de ser un objetivo del entrenador de formación.

    Adaptar los distintos fundamentos técnicos-tácticos a cada etapa, con palabras sencillas, órdenes concretas, que faciliten su comprensión.

    Esa es mi opinión… para completar el cuadro que está estupendo.

  6. Alex Couto     | Reply

    Hola Javi,
    Al niño hay que explicarle, demostrarle lo que es correcto, y además hay que explicarle, demostrarle y corregirle lo que es incorrecto, a partir de ahí, que conoce lo que debe y no debe hacer, que desarrolle la práctica, porque sino, lo que va a pasar si se le deja en busca de su propia creatividad es que trabaje desde el error y eso es lo que suele ocurrir en edades tempranas y después no hay forma de corregirlo. Antes de pensar, tiene que saber sobre lo que debe y no debe pensar, para poder discernir, calibrar y ejecutar en tiempo y forma. El entrenamiento con balón es cruel si se ejecuta bien, porque nos hace ver lo que aún nos falta, pero es engañoso si se hace mal, porque se confunde la diversión con la eficacia. Entrenar a niños es una responsabilidad que desgraciadamente se deja en manos, muchas veces, de quien no sabe.

    ¡Buen modo de fomentar el debate! Un saludo.

    1. javier lavandeira     | Reply

      Bajo mi opinión, hay que hacer todo lo contrario, en mi libro digo, que todo aquello que el niño asimile utilizando la inteligencia, lo va a asimilar y reproducir; todo aquello que el niño aprenda porque es así, se lo decimos nosotros y esta es la solución, cuando llegue el momento dirá! como era! y esperará a que le gritemos para que lo haga.

      1. Alex Couto     | Reply

        No, no me refiero a eso en particular, sino al hecho de que al niño hay que darle argumentos sobre los que pensar y una vez dados que aplique dentro del contexto general del juego lo que entiende que debe hacer en cada momento. No hablo de doctrinas, sino que de partida el niño debe conocer el juego en sus parámetros esenciales y posteriormente aplicar los parámetros y sus variables dentro del contexto correspondiente. Al niño no se le dice para que haga y posteriormente recuerde, eso es hacer demagogia, al niño se le enseñan los principios fundamentales del juego para que posteriormente pueda aplicarlos de forma contextualizada buscando eficacias, pero siempre desde la eficiencia.

  7. Yonathan     | Reply

    Yo solo quería hacer una mención en referencia al comentario 4 que hace referencia a la importancia de la táctica en benjamines y alevines:

    Como todo, sí, es importante trabajar e inculcar conceptos de táctica con niños, pero bajo mi punto de vista hay que tener cuidado porque como entrenadores tenemos que tener presente que el medio básico para conseguir dar soluciones a las situaciones que se presentan en el juego es la TÉCNICA. SIN TÉCNICA NO HAY TÁCTICA.

    Con frecuencia, el entrenador suele “fliparse” un poco en materia y conceptos tácticos que en mi opinión lo único a lo que contribuye es a saltarse etapas del proceso enseñanza-aprendizaje. ¿Por qué me obsesiono con que mis jugadores hagan cambios de orientación o hagan circular el balón en una tarea si los jugadores todavía no son capaces de parar el balón ni de controlarlo o golpearlo correctamente? Es evidente que por mucha táctica que quiera enseñar, en ese caso la mayor parte del tiempo del entrenamiento creo que debe ir destinada a focalizar la atención en conceptos técnicos.

    Para mi es buen entrenador aquel que sabe qué tipo de tareas puede desarrollar con sus jugadores (nivel 1, 2 o 3 ó juegos de futbol, juego correctivos o ejercicios correctivos), atendiendo al nivel de estos. Y soy de los que cree que efectivamente la táctica y la técnica van muy unidas, evidentemente, pero que en esas edades creo que hay que focalizar mucho más la atención en conceptos técnicos que en contenidos tácticos, pues tu puedes incidir en mecanismos de percepción, decisión y ejecución aún centrándote fundamentalmente en conceptos técnicos, integrándolo en menor medida con conceptos tácticos.

    Pienso esto, porque muchas veces veo que el entrenador en su obsesión por conseguir obejtivos a corto plazo profundiza en conceptos que bien pueden tener lugar más adelante porque después cuando el niño llega a F-11 o etapas más maduras, nos encontramos con un jugador con deficiencias en conceptos que debian haber sido machacados en etapas anteriores: GOLPEOS, CONTROL, MOTRICIDAD, SAQUE DE BANDA, PASE, ENTRADAS….etc.

    Es mi opinión! :)

    1. javier     | Reply

      En mi opinión la táctica desde muy pequeños va ligada a la técnica, explico en mi libro de que forma, porque unas cosas pueden ir llevándote a otras, sin ser explícitos, pero interrelacionando ambas.

  8. Óscar Sáenz     | Reply

    Desde mi pequeña experiencia de sólo 3 años en el fútbol base leonés (Peña y Puente Castro), estoy de acuerdo en todos sus puntos, pero quiero resaltar el punto 5, ya que se trata de un deporte colectivo en que todas las situaciones individuales coexisten y tienen que estar relacionadas con el colectivo, tanto dentro como fuera del campo (compañerismo, cohesión de grupo….). Este año que he tenido la oportunidad de estar en un equipo profesional se ve todo el trabajo de los técnicos de base en este aspecto. Gracias a todos, de verdad. Os quiero adelantar una primicia que espero salgo a la luz dentro de poco en este blog por invitación de Javier; un artículo sobre mi temporada en el Figueirense, Brasil. Un abrazo.

    1. javier     | Reply

      Estamos ansiosos por tu artículo y poder observar como se trabaja la base en Brasil.
      Hoy llegaremos a las 12000 visitas en mes y medio, creo que el secreto es tratar las cosas de forma muy natural, sencilla y funcional, como yo concibo el fútbol.
      El trabajo con el grupo es la base, que la gente interprete mi slogan del blog.

  9. Darío Cotelo     | Reply

    He visto los comentarios y me gustaría opinar en general, yo defiendo que las tareas técnicas deben tener componente táctico y viceversa, seguro que todos nosotros cuando jugabamos de pequeños nos pasabamos horas y horas haciendo tareas analiticas, no existia ninguna progresión a lo largo del año, y dónde la pared con el entrenador más tiro a puerta aparecía en todos los entrenamientos. Con toda la información que existe actualmente creo que los entrenamientos aunque sean niños deberían entenderse de forma global y jugada, una tarea analitica y inespecifica puede tener componente táctico. Y está claro que las tareas tienen que adaptarse a los niños, pero esto es muy dificil y más en la base, porque hay muchos equipos como por ejemplo el mio, que hay niños muy hábiles y otros que vienen obligados por los padres.
    Que siga así el blog y comentando la gente…
    Un saludo Javi y felicidades por todo!

    1. javier lavandeira     | Reply

      Es muy bueno, lo que acabas de comentar , aquellos que vienenobligados por los padres, había que encerrar a los padres, no a los pobres niños, intenta que por lo menos estén a gusto y trata de exigirles en relación a sus posibilidades, no de forma global, lo importante en un grupo es entender que todos son distintos y por lo tanto necesitan que te adaptes a cada uno de ellos en pos del fin colectivo.

  10. Salva Royo     | Reply

    He estado leyendo los puntos y todos los comentarios y son todos correctos y de un gran valor ,pero a mi entender y desde el punto de Presidente de un club con 450 niños y 16 años al frente sel mismo hay un gran problema que ha ido creciendo y que quizas en club de estructura profesional ocurre ,menos por la magnitud o nombre del club ,Depor,Sporting,Villarreal etc no asi en los Orillamar ,Victoria Etc y es el papel de los padres ya no en el dia a dia pero si a la hora de ir a los partidos y ser entrenadores y a la vez padres holligans algo que hace imposible llevar a cabo todos los puntos arriba expuestos sobre todo el 6 y el 7 ya que se creen en el derecho de la razon de cuando juegan por que juegan y cuando no juegan se los quieren llevar del club porque no les enseñan nada,os imaginais si los padres asistiesen a las aulas de los colegios?.Un abrazo a todos

    1. javier lavandeira     | Reply

      Ese tema va a hacer arder el debate, porque creo que todos los que trabajamos en la base sabemos de lo que hablas, es muy difícil conseguir un respeto por parte de los padres, pero tenemos que intentar ganarnoslo desde nuestra coherencia y educación para con sus hijos y ellos como no juegue su hijo, no te van a entender, son padres y como tales también se les necesita comprender.
      Por lo tanto, refranero Zapatero a tus zapatos y los de fuera que dejen disfrutar a sus hijos que nosotros pondremos todo de nuestra parte para que disfruten.

  11. José Antonio     | Reply

    En edades de formación un principio importante es enseñar fútbol, es decir que estén todos los elementos del juego (rival, balón, porterías, compañero), también es fundamental una buena programación en base a las características, nivel madurativo de mis jugador@s, Y sobre todo como ya habéis apuntado, tratar los como niñ@s no como adultos. Que un jugador-a no se vaya del entrenamiento sin 10 refuerzos, por lo menos. Escuetamente estas serian mis aportaciones.

    1. javier lavandeira     | Reply

      Suscribo tus palabras y has integrado un elemento clave para la educación de los jóvenes, el refuerzo positivo que le ayude a consolidar las bases.

  12. Yonathan     | Reply

    Existe la falsa creencia de que el entrenamiento técnico es igual a tareas analíticas. Yo si puedo entrenar conceptos técnicos con Juegos de Fútbol o Juegos correctivos no lo haces a través de tareas analíticas. La clave es ir detectando errores para bajar el nivel de dificultad de las tareas a medida que emites refuerzos por las conductas o intenciones correctas.

    En una misma tarea puedes trabajar muchos contenidos y conceptos (técnicos y tácticos) pero lo que yo defiendo es la habilidad de focalizar la atención en 1, 2 o 3 contenidos no más, porque si no caeremos en el error de trabajar todo y al final no asimilar nada porque de todos es sabido que aquel que atiende a una cosa para hacerla y asimilarla bien debe centrarse en esa cosa. y no en infinitas cosas.

    Un saludo místers!!

    1. José Antonio     | Reply

      Y hasta una misma tarea focalizando la atención en un contenido, o con las reglas de provocación adecuadas te puede servir para ataque o para la defensa. Pero esta claro que el fútbol es percibir, decidir y ejecutar pero también es mental, físico, etc. Por tanto me refiero a entrenar fútbol, es necesario algo que atacar, un o varios rivales, uno o varios compañeros, el balón y unas reglas que me ayuden a que se de muchas veces el contenido o contenidos a trabajar. Luego podrás llamarlo juego de fútbol, correctivo o perico de los palotes. Pero no debemos olvidar que también el primer paso es que el niño controle su cuerpo, que además el balón, un rival que se lo quiere quitar y unos compañeros que quieren compartirlo

    2. javier lavandeira     | Reply

      Como todos vamos en la misma línea, estoy de acuerdo y sobre todo en lo que dices de evaluar el nivel de dificultad de las tareas, siempre debes utilizarlas al servicio de progresión del futbolista. Que el pueda responder en base a lo que le pides.

  13. Antonio     | Reply

    Estoy de acuerdo con estos principios,yo dirijo un infantil casi todos son de primer año es la 1ª vez que algunos juegan a futbol 11.Mi comentario es que ademas de estos principios lo principal es que se trabaja con un grupo humano en el cual a parte de su ilusión por jugar, tambien se trabaja con sus emociones y con sus ganas de aprender,porque con estas edades copian todo y absorben todo.Por lo que nosotros sus entrenadores somos una referencia y un espejo para ellos,por eso para mi lo mas importante es crear un grupo de niños los cuales tambien aprenden unos de otros.

  14. javier lavandeira     | Reply

    La enseñanza recíproca es muy importante a estas edades, los compañeros aprenden entre sí, si tu les dotas de autonomía para tomar decisiones y ayudarles a que dialoguen en el campo, se aconsejen y se den información.
    Por ello, yo os invito a realizar tareas más abiertas en donde el futbolista también nos enseñe cosas a nosotros y a sus compañeros.

  15. Ronda     | Reply

    Buenas a todos!
    Me encanta este blog… desde que lo descubri, lo leo muy a menudo… y me parecen muy interesantes todos vuestros comentarios, y acertados! A mi me gustaría plantearos una pregunta para debatir un poco… ahora que estamos con este tema, a edades tan tempranas… como creeis que se deberia “castigar”, o que se deberia hacer cuando un chaval no está por la labor de hacer las cosas bien… y se dedica a entrenar mal, o simplemente a molestar al resto de compañeros…? No se si me explico… Lo digo pq mucha gente opta x el castigo fisico, correr… etc (estoy completamente en contra de eso…) pero me gustaria saber que es lo que haceis vosotros si se da el caso…

    Por cierto, enhorabuena de nuevo por el libro Javi 😉

    Un saludo!

  16. Yonathan     | Reply

    Hola Ronda,

    yo lo que uso mucho para controlar los comportamientos y conductas de mis jugadores para con el grupo es un sistema sencillo de Economía de fichas y de Coste de respuesta, razonando con ellos todas sus conductas y comportamientos reforzando sobretodo positivamente aquellos que son correctos. Como tú pienso que el castigo debe ser el último recurso a usar, aunque hay casos en los que sí puede resultar una herramienta muy poderosa.

    En cualquier caso, se use el sistema que se use lo importante es usar una vía diplomática con tus jugadores, en la que se negocie con ellos para moldear sus comportamientos y conductas, por que es más rápido y efectivo conseguir algo por las buenas que por las malas o por imposición.

    Como siempre dependerá del carácter de tu jugador, lo importante es conocerlo mucho y llegarle, para saber que medicina usar con él.

    Establecer pequeños objetivos semanalmente también funciona muy bien: por ejemplo con un jugador conflictivo que siempre está cortando la sesión por su comportamiento, le podemos establecer una secuencia de objetivos que si los va consiguiendo le premiamos con algo que le guste (o al revés, se lo vamos quitando): esta semana te llamé la atención 5 veces, a ver si logramos que para la siguiente sólo sean 4. (A modo de ejemplo rápido y chapucero, pero en base a eso tú puedes ir construyendo los medios para intervenir sobre sus comportamientos).

    Un saludo!!!!

  17. Carlos     | Reply

    Hola a todos.
    Soy entrenador de los equipos benjamines del mismo club y tengo un dilema, que espero me ayudeis a resolver. Este año he decidido dividir los miembros del los equipos benjamín A y benjamín B por edades (en el A los de segundo año y en el B los de primer año). Resulta que el equipo A se ecuentra en una liga más complicada y “le queda un poco grande” y el equipo B le ocurre al contrario, en la liga en la que se encuentra suele resolver los partidos sin esfuerzo. ¿he hecho bien? ¿Debería haber dividido los niños teniendo en cuenta su nivel técnico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *